Author Archive

Los 13 tips para suegros primerizos I Parte

Así como nadie tiene un manual para ser padre de familia, tampoco existe un manual para ser suegros. En esta entrevista en RTN Noticias de Canal 13 (Costa Rica) el Psicólogo Hugo Olivas profundiza al respecto y usted no se la puede perder. Aquí:

Herramienta Recomendada

CURSO: ¿Cómo influir en las relaciones afectivas de los hijos?


Las Creencias más Complicadas de los Padres de Familia

En ocasiones la paternidad y la maternidad se acompañan de una serie de creencias que limitan el ejercicio funcional de este rol, lo que a la vez limita el desarrollo de los hijos e hijas así como el vínculo familiar. El Psicólogo Hugo Olivas expone este interesante y revelador tema en la entrevista de RTN Noticias de canal 13 (Costa Rica). ¡Provecho!

Herramienta recomendada

¿Cómo resolver conflictos familiares asertivamente?


¡Auxilio el papá de mis hijos es indiferente!

Es complicado cuando los padres de familia terminan su relación de pareja o bien cuando una pareja que no se consolidó engendró hijos, pues la relación con los hijos en ocasiones se llena de distanciamiento más cuando una de las partes no asume su verdadero rol y su participación en la crianza y cuido de los hijos es nula.  En esta oportunidad el Psicólogo Hugo Olivas del GRUPO CIP, aborda esta temática desde el enfoque del ¨Padre Distante¨, lo que genera crisis y angustia en la propia madre. ¿Cómo manejar esta situación?. Aquí se lo compartimos, en una entrevista de RTN Noticias de Canal 13 (Costa Rica).

Herramienta Recomendada

CURSO: ¿Cómo Resolver Conflictos Familiares Asertivamente?


¿Cómo lograr que los hijos sean buenos hermanos?

¿Cómo promover las relaciones armoniosas entre los hijos?

Esta es una pregunta que genera mucha confusión en los padres de familia, ya que generalmente entre los hijos (hermanos) siempre aparecen discusiones, rivalidades, reclamos y hasta agresiones que deben ser atendidas e intervenidas por los padres de familia, siendo una fuente de tensión constante.  Si usted tiene más de dos hijos, le animo para que disfrute esta entrevista con el Psicólogo Hugo Olivas del Grupo CIP.

Herramienta Recomendada

CURSO: ¿Cómo resolver conflictos familiares asertivamente?


Como combinar los estudios con el rol parental

¿Ha sentido que el estrés de estudiar y ser padre o madre le está afectando en demasía?.
¿Siente que ambos roles no le dan equilibrio a su vida?. No tire la toalla hay estrategias
que podemos considerar.

¿Una sociedad evolucionada o en evolución?

Los cambios y las demandas sociales han promovido una serie de variaciones en la dinámica familiar, hace una década atrás las mujeres no tenían tanta participación en actividades laborales (resarcidas económicamente) pues estaban ocupadas sólo en la crianza de los hijos e hijas, pero gracias a la promoción de los derechos de la mujer y el respeto a la equidad de género se ha fomentado que hoy en día tanto el hombre como la mujer tengan la posibilidad de prepararse, desarrollarse y realizarse profesionalmente.

Inicia el reto

Todo esto promueve otro reto: ¨La Crianza de los Hijos (as) ¨, ya sabemos que la crianza de los hijos (as) es todo un reto pero combinarla con los estudios lo es aún más independientemente de la edad de los hijos y su etapa de desarrollo. Por mi paso en las aulas universitarias pude ver en diferentes oportunidades algunas madres acompañadas con sus hijos (as) para poder cumplir con estos dos roles, siendo un acto digno de admirar y reconocer, pues nunca vi a un solo hombre en la misma condición, claro efecto del machismo pero algo necesario a lo cual debemos sensibilizarnos. ¿Ha sido este su caso?, ¿le ha llevado esta situación a tener que postergar sus compromisos académicos?, ¿qué ha hecho al respecto?.

Mamás frustradas, estudiantes angustiadas

Interesantemente ya en el campo laboral he escuchado expresiones como: ¨no tengo quien me cuide a mi hijo¨, ¨mi suegra hoy no puede cuidarla¨, ¨hoy mamá va a salir¨, siendo estas situaciones causantes de una gran cantidad de frustraciones pues no permite disfrutar ni compenetrarse al máximo con ninguna de las dos experiencias, he incluso ocasionando esto disgustos constantes con la pareja pues quizás no se recibe la ayuda que se gustaría ni mucho menos el equilibrio de vida deseado.

Cuidado con el Auto-sabotaje

Uno de los principales inconvenientes en este tema, tiene que ver con el auto-sabotaje definido como el acto de abandonar un proyecto a pesar del gran deseo de llevarlo a su culminación. Este comportamiento en padres y madres que estudian y además trabajan se genera en pensamientos de culpabilidad tales como “el bebé debe estar extrañándome”, “se va a quedar solito, pobrecito”, “no le puedo hacer esto”, son sin duda ideas que generan gran desgaste emocional y se convierte en motivo suficiente para abandonar sus metas académicas.

En Grupo CIP queremos compartir con usted 5 herramientas para que pueda combinar los estudios y su rol parental y así lograr que ambas experiencias sean de mayor
gratificación.

Herramientas:

1. Explíquele a su hijo (a) lo importante que es para usted su crecimiento personal, involúcrelo, es el mejor ejemplo que le puede dar de superación y responsabilidad.

2. Haga del manejo eficaz del tiempo un aliado: Planifique horarios de estudio, haga agendas familiares y siempre esté consciente de los despilfarradores del tiempo.

3. No se sienta culpable: Muchas (os) postergan sus metas personales debido a que sienten culpables de ¨robarle¨ tiempo a los hijos (as), no olvide que usted tiene el derecho
de dedicar tiempo para su crecimiento personal.

4. Exprésele a su pareja sus expectativas en esta etapa de vida. Lleguen a acuerdos.

5. No olvide que esto es una etapa más, lo cual significa que en algún momento llegará al resultado deseado: su título, eso si, no sólo vea el proceso, vea el resultado de ser constante.

Aristóteles dijo que lo que tenemos que aprender a hacer, lo aprendemos haciendo.

Autores del artículo

Hugo Olivas

Grupo CIP
(506)2253-75-75

Dejanos un comentario


Hijos en drogras, padres capacitados

¡Auxilio, encontré a mi hijo drogado!

¡Se imagina usted descubriendo marihuana en la billetera de su hijo!, o que pensar de que su hija llegue ebria a casa después de una ¨inocente fiesta colegial¨. Estas son escenas cotidianas en muchos hogares en el contexto actual, lo que ha generado que una gran cantidad de padres y madres de familia estén preocupados por el posible consumo de drogas en el cual sus hijos podrían incurrir. ¿Sabe usted cómo reaccionar ante una situación de este tipo?, ¿se ha preguntado como prevenir esta conducta de consumo?.

Son muchas las preguntas que podrían surgir aún en medio de un contexto donde este tema es tensión cotidiana en lo familiar pero sin información efectiva no se puede pasar a más, es prudente iniciar una intervención cuando se tengan las herramientas para hacerlo, entendiendo que prevenir es lo recomendable pero si sus hijos ya están en esta situación no se preocupe que jamás es demasiado tarde.

Un problema con causas múltiples…

Pero, ¿por qué mi hijo se metió en las drogas, a él siempre le hemos enseñado valores?, decía una madre en búsqueda de soluciones. No se puede explicar el consumo a partir de una única causa, ya que cada caso se debe individualizar a partir de la propia historia de vida personal y familiar, pues hay quienes pueden iniciar el uso de las drogas para afrontar sus problemas, esto como una conducta de escape, o bien, hay quienes desean ser aceptados por su grupo de pares o incluso hay casos de personas que son motivados por su disminuida autoestima, siendo el consumo una forma de auto-castigarse. Aquí lo importante es que toda intervención requiere primero el conocimiento de la causa del consumo de drogas, pues es imposible intervenir el problema sin haberlo identificado.

¡Auxilio, ¿qué hago encontré a mi hijo con drogas?

En el caso de encontrar a un hijo con drogas o drogado, es necesario realizar una intervención efectiva pero ante todo oportuna, pues como lo indica la misma Real Academia Española las drogas son “sustancias o preparados medicamentosos de efecto estimulante, deprimente, narcótico o alucinógeno”, que pueden generar un efecto adictivo en cualquier persona, por lo que entre más pronta sea la intervención posiblemente mejores serán los resultados.

Tome en cuenta algunas herramientas por si se entera que su hijo o hija están consumiendo algún tipo de droga:

1. No provoque que los canales de comunicación con su hijo (a) se rompan, recuerde que los reclamos, los juicios, los gritos y las amenazas son la mejor forma
de lograrlo. Evite estos patrones de comunicación.

2. Involúcrese en las actividades y los temas cotidianos de sus hijos, conocerles es el mejor factor protector.

3. Haga alianzas con personas modelo y cercanas a su hijo (a) de tal manera que puedan establecer estrategias en conjunto para ayudarle.

4. Abra espacios para analizar los pro y los contra de consumir drogas, enfatizando en las consecuencias negativas en el plano personal y familiar.

5. Busque ayuda psicológica, ya que se dice que el 90% de las causas de consumo responde a asuntos psicológicos. En caso de que su hijo (a) no quiera asistir participe usted de este espacio para recibir orientación.

6. Si hay sospechas de consumo acérquese más a su hijo (a) con el fin de poder recabar información necesaria. No asfixie pero tampoco tome un rol que promueva el libertinaje.

7. Si hay alguna conducta que refleja un cambio en su hijo (a) hágaselo ver e interprételo como un mensaje de auxilio que su hijo está lanzando

8. En el caso de corroborar el consumo de drogas por parte de sus hijos establezca las reglas familiares claramente, donde indique las expectativas de los padres de familia así como las consecuencias de que las expectativas y las reglas familiares sean violentadas.

9. Llénese de paciencia pues el cambio es un proceso personal que no puede ser presionado, siendo la decisión de recuperación una decisión individual.

10. Y por último no deje de acercarse a otros padres de familia que han pasado por situaciones similares, convirtiéndose en referentes y guías de acción para el proceso familiar que se enfrenta.

Autores del artículo

Lic. Wagner Eduarte Natalia Solano Eduarte

Grupo CIP
(506)2253-75-75

Dejanos un comentario


Enemigos de la Paternidad. Feliz Día

En la celebración del Día del Padre es bueno hacer una pausa y reflexionar si este rol lo estamos cumpliendo efectivamente, pues indudablemente el ¨Padre¨ cumple una función fundamental en el desarrollo de los hijos e hijas. En ocasiones este rol parental se enfrenta a una serie de obstáculos que han sido asignados por la cultura machista y en el pasar del tiempo lo único que se escucha son expresiones de lamento, dolor y resentimiento. ¿Es posible evitar esto?, ¿será posible que su misión como padre sea significativa en la vida de sus hijos?, ¿le interesa realmente mejorar aún más en este papel?. En este video que hemos preparado con mucho cariño le compartimos algunas herramientas relevantes para Ser un Mejor Padre, tal y como usted lo desea. Feliz Día.

 


Esas primeras salidas de los hijos

¡Mami y papi, ¿por qué no me dejan ir a esa fiesta yo ya me puedo cuidar?. Esta es una expresión que tal vez ya usted ha tenido que enfrentar en su rol parental, en caso que no haya sido así en poco tiempo necesitará una respuesta asertiva, clara y convincente para sus hijos cuando se le presente esta incómoda situación, ¿se siente listo?.

Indudablemente el asunto de las salidas nocturnas de los hijos es una fuente de estrés, diferencias y conflictos en muchos de los hogares, ya que conforme los hijos crecen y se acercan a la época de la adolescencia, estas crisis se acentúan haciéndose necesario establecer los mecanismos oportunos con el fin de mantener una convivencia sana entre todos los miembros de la familia y no generar ruptura en los canales de comunicación entre padres e hijos.

¿Por qué las salidas se deben convertir en conflicto?

No es necesario que el tema de las salidas nocturnas de los hijos se convierta en un conflicto, claro, para evitarlo es recomendable que este tema se dialogue con los hijos mucho tiempo antes de que se enfrente esta etapa en sus vidas, sin embargo, sabemos que en cientos de hogares no existe una crianza que apunte a un criterio de prevención, sino que existe un estilo parental que opera desde la reactividad, perdiéndose la oportunidad de establecer las reglas claramente mucho antes de que las situaciones críticas se presenten.

Si en su hogar las salidas nocturnas de sus hijos se ha convertido en un tema cargado de tensión y malestar, es bueno hacer una auditoría de los patrones de comunicación familiar pero ante todo de la capacidad de negociación que existe en el seno del hogar, el cual es modelado por los padres de familia, quienes son las personas adultas que se convierten en los referentes familiares.

Negociar no es ceder ni mucho menos permitir que los hijos hagan lo que quieren de una manera negligente, pero si es buscar acuerdos a través de la construcción de alternativas que ambas partes puedan aportar y esto es lo difícil más cuando hemos adoptado patrones de crianza donde la última palabra la expresan los padres: ¡Se calla y punto!.

No se habla más de este tema…

Una de las reacciones comunes que he identificado de los procesos de negociación padre-hijos respecto a las salidas nocturnas es la típica frase, ¨no se habla más de este tema y punto¨, una forma como los padres de familia dan por finalizada desde su posición la conversación o la negociación, pero sabemos que para los hijos aún sigue pendiente, pues este es un argumento que no convence y ante todo genera una sensación de poca valoración a los sentimientos e intereses personales, generando a corto plazo resentimiento y hasta rebeldía.

Es entendible que en ocasiones hay hijos que son insistentes con el tema de sus salidas nocturnas, algunos hasta podría decir que son desafiantes y retadores con el fin de obtener sus deseos, pero aquí es necesario que usted como padre de familia aprenda a manejar la frustración que esto le puede ocasionar, pues en caso contrario estaría colocando a sus hijos en la posibilidad de vivir bajo aquella otra frase que dice ¨es mejor pedir perdón que pedir permiso¨.

En mi trabajo con adolescentes he conocido cientos de casos de chicos y chicas que me expresan que ante la poca o nula apertura de sus padres para negociar una salida noctura prefieren no comunicar su petición y ganarse una reprimienda que perderse la salida al cine con la chica que le gusta o perderse la fiesta de cumpleaños de alguno de sus amigos o bien pasar por la pena de ser el único del grupo que expresara que no podía acompañar a sus amistades porque no recibió la autorización de sus padres; por eso tenga claro que aunque sea incómodo o desgastante negociar este tema con los hijos lo más recomendable es abrir estos espacios de diálogo para poder influir en ellos y prevenir situaciones que luego se lamenten más.

Cuando un hijo solicita un permiso nocturno, es un buen momento para valorar su iniciativa, sus gustos, metas, afinidades y sus amistades, así como permitirle desarrollar su individualidad –identidad-, es darse el chance de conocerlo más y al mismo tiempo de obligarme como padre de familia a definir claramente la autoridad del hogar, los límites y mejorar mis propias habilidades de negociación, así que no le tema a los permisos nocturnos.

¿Cuál es su temor ante las salidas nocturnas?

La respuesta a esta pregunta puede ser obvia, más en una sociedad donde se presenta en la población adolescente tantas conductas de riesgo que evidencian falta de criterio y madurez emocional, muchas de ellas se presentan en ocasiones por asunto de presión social o bien por practicar rituales de transición que buscan reafirman a los y las adolescentes dándoles la sensación de ¨ser gende grande¨, sin embargo, lejos de profundizar en las razones que pueden propiciar dichas conductas de riesgo, es necesario centrarse en los temores que experimentan los padres de familia ante las salidas nocturnas de sus hijos, pues si usted no aprende a manejar sus miedos eso significará que esos miedos le manejarán en su rol.

Algunos padres al enfrentar el permiso de salidas nocturnas activan sus prejuicios o bien sus propias y malas experiencias de vida, exigiendo en los hijos una actitud sumisa que permita tener el control absoluto de sus acciones, espacio, tiempo y relaciones entre otras. Es entendible que hay temores, pero es necesario canalizarlos efectivamente para lograr influencia en la negociación, siendo el más común el temor de la ¨experimentación.¨

El temor a que los hijos experimenten no puede paralizar a un padre de familia, pues como parte del proceso de desarrollo de los hijos esto implica a la vez comprender y aceptar los procesos de socialización que paralelamente van a vivir, lo cual conlleva que en algún momento tengan que experimentar situaciones como parte de su propio aprendizaje de vida. La clave aquí está en postergar esa experimentación hasta donde sea posible pero en caso que no sea factible dado la personalidad, el temperamento, la madurez o hasta la tenacidad de su hijo se requiere tener la seguridad de haber dado a los hijos la caja de herramientas para que puedan tomar las decisiones de una manera asertiva y ante todo que no lesionen su propio proyecto de vida.

Caja de Herramientas: Las 3 A de las salidas nocturnas

Al negociar los permisos con sus hijos considere tres factores que pueden influir en el si o en no. Tómelos en cuenta:

1. Ambiente: es necesario tener claro el ambiente al cual sus hijos se van a exponer, esto es una excelente manera de fabricar junto con ellos diferentes escenarios de situaciones de riesgo a las que puedan enfrentarse, valorando juntamente sus pro y sus contra con el fin de que la decisión final no se perciba como subjetiva ni mucho menos como arbitraria por parte de los padres de familia.

2. Actividad: también es importante conocer la actividad que los hijos estarán experimentando en su permiso nocturno. La actividad es un aspecto crucial pues el tipo de actividad determinará la decisión final. En el momento de explorar la actividad no juzgue solamente solicite la información que usted considere oportuna, en caso contario generá defensividad y el conflicto iniciará.

3. Amistades: Por último es bueno que tenga claro quienes son las amistades con quienes su hijos se involucrará en un ambiente y en una actividad nocturna. Trate de convercerle que por eso es necesario conocer sus amistades y que antes de permitir una salida nocturna usted desea que ellos frecuenten su casa, así tendrá más confianza, incluso trate de propiciar un acercamiento con los padres de los amigos de su hijo, hagan alianzas respecto a la hora de llegada para que todos manejen los mismos criterios y así sea más fácil manejar esta etapa que aunque usted no lo quiera, llegará.

Este artículo es extraído del Audio-Curso: ¿Cómo negociar los permisos con los hijos?, de Wagner Eduarte. Puede obtener este Audio-Curso en www.herramientasfamiliares.com


Copyright © 1996-2010 Herramientas Familiares. Todos los derechos reservados.